Cita Alzheimerwww.cita-alzheimer.org

¿Qué es el Alzheimer?

La enfermedad de Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa que produce demencia.

Demencia es la condición personal que se produce cuando una enfermedad quebranta el funcionamiento normal de la cognición, la conducta y los estados psicológicos con un grado de gravedad tal que impide el desarrollo de una vida autónoma. La demencia se define por la pérdida de la independencia que previamente se tenía para el funcionamiento normal en el contexto personal, laboral, familiar y social del individuo que la sufre. La demencia no es simplemente una parte del proceso normal de envejecimiento, se produce por un estado morboso del cerebro. Además de ser una enfermedad cerebral, en la medida en que mina las capacidades más genuinamente humanas es además una afección de la persona y constituye una patología del núcleo familiar. La familia ha de cubrir y garantizar el cuidado de la persona demente y los familiares, especialmente el cuidador principal, sufren muy a menudo sobrecarga y desestructuración en sus relaciones conyugales o fraternales. La sociedad ha de dar respuesta a las necesidades de enfermos y cuidadores de forma que la demencia es, sin duda, una dolencia de todo el entramado social que atañe y amenaza a la comunidad entera.

La forma de demencia más frecuente es la producida por la enfermedad de Alzheimer que es responsable de un 70% de los casos. Le siguen en frecuencia las demencias asociadas a enfermedad vascular cerebral y otras demencias degenerativas como la enfermedad con cuerpos de Lewy, las degeneraciones lobares frontotemporales o la demencia asociada a la enfermedad de Parkinson.

La enfermedad de Alzheimer se caracteriza por la pérdida neuronal y la pérdida de conexiones entre neuronas (sinapsis). Además, se producen depósitos de proteína amiloide en forma de placas seniles y neuríticas y se forman en las neuronas ovillos neurofibrilares que contienen proteína tau hiperfosforilada.

Los cambios patológicos de la enfermedad se desarrollan lentamente a lo largo de años. Comienzan en las redes neuronales involucradas en los procesos de la memoria y se extienden a distintas zonas de la corteza cerebral. Clínicamente este proceso lento se ha clasificado en tres fases. En la fase pre-clínica hay cambios patológicos incipientes en el cerebro que no dan síntomas. En la fase prodrómica aparecen los primeros fallos de memoria y otras funciones cognitivas pero el enfermo conserva su autonomía de funcionamiento en la vida diaria. En la fase de demencia el paciente tiene ya dependencia no puede desenvolverse de forma autónoma. Esta fase de demencia sigue también tres fases: leve, moderada y avanzada.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aqui.