Fundación CITA.alzheimer es una Fundación privada sin ánimo de lucro, cuya visión es ser una institución de referencia internacional en la investigación en la enfermedad de Alzheimer y contribuir al bienestar de la sociedad mediante la traslación del conocimiento generado y la creación de valor económico.

(Español) ¿Qué hay antes del Alzhéimer?

(Español) La anticipación, clave contra el Alzheimer. El diagnóstico precoz podría convertirse en la mejor arma para hacer frente a esta grave enfermedad El paciente puede ser tratado con fármacos y ganar años para organizar su vida si lo detecta a tiempo

Sorry, this entry is only available in Español.

(Español) ENTREVISTA: GURUTZ LINAZASORO Neurólogo “Un cerebro entrenado afronta mejor el alzhéimer”

Sorry, this entry is only available in Español.

(Español) El alzhéimer diez años antes

La Ministra Garmendia y el Lehendakari López en CITA-Alzheimer

(Español) “El diagnóstico precoz da al enfermo de Alzheimer la opción de organizar su vida”

La neuroimagen ayudará a diagnosticar con exactitud

Sorry, this entry is only available in Español.

Un equipo de neurólogos trabaja en Donostia para retrasar la edad de inicio del alzheimer

El proyecto de investigación precisa 300 voluntarios sanos de entre 50 y 70 años El objetivo es que los 20.000 guipuzcoanos que se verán afectados por la enfermedad en 2040 se reduzcan a la mitad

Ana úrsula soto – Sábado, 11 de Septiembre de 2010 – Actualizado a las 04:31h.

Asistentes al simposio internacional celebrado ayer en torno al alzheimer en el Centro Tecnológico de Miramón. (Foto: ainara garcia)

Donostia. Los expertos auguran que en el año 2040 la cifra actual de 8.000 guipuzcoanos que sufren alzheimer podría aumentar hasta los 20.000 afectados. Sin embargo, si se consiguiera retrasar la aparición de los primeros síntomas de la enfermedad cinco años, se lograría evitar que la mitad de esos 20.000 guipuzcoanos sufriera la enfermedad. La razón es obvia. De media, los síntomas suelen aparecer entre los 65 y 70 años, por lo tanto, la mortalidad evitaría el desarrollo de la patología y su consecuencia más grave: la pérdida de calidad de vida del paciente en sus últimos años.

En esta ardua tarea de adelantarse a la aparición del alzheimer se ha embarcado el equipo de la Fundación CITA.alzheimer. Lo han hecho incluso antes de fijar su sede en el Centro de Investigación y Terapias Avanzadas que, en unos meses, se inaugurará en el Centro Tecnológico de Miramón, en Donostia.

La ausencia de una sede física no ha impedido a estos expertos comenzar a trabajar en su proyecto de investigación, cuyo objetivo es "identificar los marcadores de la enfermedad antes de que se manifieste", explicó José Luis Martínez, secretario de la fundación donostiarra que preside Joaquín Aperribay.

Su primer evento se desarrolló ayer en el centro tecnológico, donde un simposio reunió a expertos estatales e internacionales que han investigado sobre "cómo diagnosticar la enfermedad en los primeros síntomas, antes de que aparezca la demencia y antes de que se produzca la dependencia", detalló el director de neurología de CITA.alzheimer, Pablo Martínez-Lage.

estudio piloto Las conclusiones que salgan de este simposio se aplicarán en el proyecto que, en una primera fase, se va a desarrollar en forma de estudio piloto. Según concretó Martínez-Lage, esperan conseguir 300 voluntarios sanos de entre 50 y 70 años, con antecedentes de padres enfermos o sin ellos. Analizarán "múltiples factores, desde las funciones cognitivas, pasando por parámetros que se puedan medir en sangre, hasta factores de riesgo vascular". Este primer estudio les servirá para definir el número de personas que participarán en el proyecto, entre 3.000 y 4.000, y "los marcadores diagnóstico" en los que deberán focalizar su atención. "Sabemos muy bien que el alzheimer empieza a desarrollarse en el cerebro hasta diez o quince años antes de que aparezcan los primeros fallos neurológicos", explicó el neurólogo.

Por ese motivo, el trabajo de la fundación va a tratar de "plantarle cara a ese reto de conseguir un diagnóstico lo más precoz posible", o lo que es lo mismo, "investigar cómo es el alzheimer antes de que se produzcan esos primeros síntomas para poder aplicar las estrategias de prevención que hoy ya se conocen".

Llevar una vida sana, fomentar la actividad mental y social, evitar el tabaco, controlar la hipertensión y la diabetes, en definitiva, tener hábitos de vida saludable es una actividad que "protege al cerebro".

La clave es no repetir errores del pasado. "La novedad es que después de 25 años de investigación se han podido desarrollar tratamientos dirigidos contra los mecanismos intrínsecos de la enfermedad (que se debe, fundamentalmente, al depósito de la proteína tóxica beta-amiloide en el cerebro) que han fracasado estrepitosamente", sentenció Martínez-Lage. "Y han fracasado porque se han aplicado demasiado tarde", añadió.

Para evitar que el diagnóstico, tal y como ocurre hoy día, se realice cuando la persona sufre ya un cuadro de demencia, "cuando el daño en el cerebro es lo suficientemente grave para que los tratamientos no aporten gran cosa", las únicas claves son basarse "en el diagnóstico precoz y en la prevención". "El objetivo de la fundación es impulsar la investigación para modernizar el diagnóstico y perseguir ese objetivo de retrasar los síntomas dos, tres cuatro o cinco año", apostilló el neurólogo.

Resonancias del cerebro Uno de los puntos más importantes del proyecto son las técnicas no invasivas de neuroimagen obtenidas mediante el uso de la resonancia magnética para adquirir imágenes cerebrales. "Aporta información bastante interesante, no sólo estructural del cerebro, sino también cómo está en cuanto a sus neuronas, la calidad de sus tejidos, la atrofia… Pero también podemos ver su función, el flujo sanguíneo, la conectividad neuronal, cómo una zona del cerebro habla con otra, etcétera", explicó Ernesto Sanz, el que será responsable del equipo de resonancia magnética de alto campo cuya instalación se ultima en la sede del CITA.alzheimer.

Ahora bien, para conseguir que este proyecto avance y contar con voluntarios es necesario la colaboración de todos los agentes que trabajan en este campo, como el Hospital Donostia, la Fundación Matia o la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer (Afagi).

http://www.noticiasdegipuzkoa.com/2010/09/11/sociedad/euskadi/un-equipo-de-neurologos-trabajaen-donostia-para-retrasar-la-edad-de-inicio-del-alzheimer

 

Un estudio tratará de evitar que 20.000 guipuzcoanos padezcan Alzheimer en 2040

 

La clave para evitarlo reside en encontrar un tratamiento preventivo para hacer frente a la enfermedad de forma eficaz.

10.09.10 – 18:33 – SAN SEBASTIÁN | VASCO PRESS |

La Fundación CITA. alzhéimer impulsa en Gipuzkoa, en colaboración con agentes y profesionales del sector, un proyecto de investigación en el campo del diagnóstico precoz del Alzheimer, y advierte de que si no se remedia 20.000 guipuzcoanos padecerán esta enfermedad en el año 2040. En un acto celebrado en San Sebastián, los portavoces de la Fundación CITA. Alzheimer, José Luis Martínez, Pablo Martínez-Lage y Ernesto Sanz Arigita, han dado cuenta de este "novedoso" proyecto que pretende impulsar la investigación para conseguir un diagnóstico "lo más precoz posible", en los estadios precedentes a la demencia y la dependencia que sufren las personas que padecen esta enfermedad neurodegenerativa.

Martínez, secretario de la Fundación, ha señalado que el objetivo principal reside en encontrar un tratamiento preventivo para hacer frente a la enfermedad de forma "eficaz", para lo que, según ha aseverado, resulta imprescindible identificar los marcadores que ayuden a detectar la enfermedad de forma prematura.

Enfermedad "muy costosa"

Asimismo, ha incidido en que se trata de una de las enfermedades "más costosas", que en Estados Unidos supone un gasto anual de entorno a 115.000 millones de dólares, y ha precisado que si no se logra hacer frente al Alzheimer es posible que se llegue a duplicar la cifra de personas que hoy la padecen en el mundo -35 millones- en tan sólo 20 años.

Por último, ha destacado la "sensibilidad" y colaboración por parte del Ministerio de Ciencia e Innovación, el Gobierno Vasco, la Diputación de Gipuzkoa, Kutxa, el Parque Tecnológico de San Sebastián, así como de los Ayuntamientos de Irún y Hondarribia.

Por su parte, el neurólogo y director del μrea Clínica y Neurología de CITA. Alzheimer , Martínez- Lage, ha lamentado que, tras 25 años de investigación, los tratamientos desarrollados dirigidos contra los mecanismos intrínsecos de la enfermedad hayan "fracasado estrepitosamente" al haberse aplicado "demasiado tarde".

"Si pudiéramos retrasar los síntomas del Alzheimer 5 años, el número de enfermos que habría dentro de 3 ó 4 décadas sería la mitad", ha asegurado tras señalar que se trata de un objetivo "alcanzable".

Estudio piloto

Por ello, desde la Fundación CITA. Alzheimer pretenden impulsar un estudio piloto que analice los factores y probabilidades que tienen de padecer la enfermedad en torno a 300 personas. A partir de este estudio realizado tanto a personas con antecedentes familiares de la enfermedad, en padre o madre, como aquellos que no los tienen, procederán a una investigación más amplia en la que podrían participar entre 3.000 y 4.000 voluntarios, teniendo en cuenta los marcadores y fijando el número de personas necesario para desarrollar la experiencia con éxito. Además, Martínez-Lage ha precisado que las conclusiones del simposio internacional que estos días ha reunido a numerosos especialistas en la materia en el Parque Tecnológico de San Sebastián se aplicarán, asimismo, al proyecto.

El director de neuroimagen del centro de investigación de la Fundación, Ernesto Sanz Arigita, ha informado de que en la experiencia que prevén impulsar se aplicarán modernas tecnologías, como la resonancia magnética, con el fin de adquirir imágenes cerebrales de las personas con riesgo de padecer la enfermedad.

A través de técnicas no invasivas como esta, desde la Fundación desean estudiar los cambios en la estructura y la función del cerebro, para conocer cuestiones como el flujo y la conectividad neuronal de las personas que padecen o pueden padecer la enfermedad de Alzheimer.

http://www.diariovasco.com/20100910/local/cerca-guipuzcoanos-padeceran-alzheimer-201009101246.html

 

Se buscan voluntarios contra el Alzheimer

 

Biodonostia, Ingema y CITA-Alzheimer impulsan un proyecto que podría retrasar el inicio de la enfermedad. Se comenzará por un estudio piloto para el que se necesitan entre 200 y 300 personas de entre 50 y 65 años

09.07.10 – 02:00 -MARIO GARCÍA | SAN SEBASTIÁN.

LA CIFRA

8.000

personas padecen actualmente Alzheimer en Gipuzkoa, una cifra que está en aumento y cuyo crecimiento está estrechamente  relacionado con el envejecimiento de la población. Se calcula que en 2040 serán 20.000 las personas que sufran esta enfermedad en el territorio guipuzcoano. Hay que considerar que la atención de cada una de ellas supone una inversión de 30.000 euros anuales.

PABLO MARTÍNEZ LAGE CITA-ALZHEIMER

«Se puede poner a Gipuzkoa en una situación de liderazgo en el estudio de la enfermedad» Si se lograse retrasar cinco años el inicio sintomático del Alzheimer, en un par de décadas se reduciría a la mitad el número de enfermos. Ésta es una apuesta a la que no se puede renunciar porque la enfermedad está en aumento. Tanto, que actualmente se tiene constancia de 8.000 personas afectadas en Gipuzkoa, pero en 2040 serán 20.000. Es necesario frenar una enfermedad que causa tantos costes humanos, sociales y hasta económicos, considerando que cada enfermo supone cerca de 30.000 euros anuales. Por todo ello, merece la pena aunar esfuerzos, un objetivo que se han marcado tres entidades guipuzcoanas que desde diferentes ámbitos se han destacado en la investigación de la enfermedad. El Instituto Biodonostia, la Fundación Ingema-Matia y la Fundación CITA-Alzheimer han alumbrado el grupo Gipuzkoa-Alzheimer para remar juntos en la misma dirección y compartir sus esfuerzos de investigación en un proyecto conjunto de objetivos compartidos. Un proyecto que, además, está abierto a la incorporación de otros centros de investigación.

Marcadores

El compromiso de estas tres entidades es fruto de la colaboración que han ido desarrollando en los últimos años y que ahora se plasma en un esfuerzo conjunto al frente del cual se encuentra como director científico el neurólogo navarro Pablo Martínez Lage.

Ingema-Matia aportará la parte sociosanitaria del proyecto; Biodonostia, el trabajo de neurología y de neuroimagen, y CITA-Alzheimer, fundamentalmente la resonancia magnética de tres Teslas (el equipo de mayor potencia admitido actualmente para el estudio morfológico del cuerpo humano), que permite estudiar el cerebro en funcionamiento. La clave de esta alianza se centra en la «búsqueda de marcadores precoces de la enfermedad que permitan la identificación en estadios presintomáticos y sobre los factores de riesgo tanto ambientales como genéricos implicados en su desarrollo», según palabras de los impulsores del grupo de investigación. En definitiva, si fuera posible identificar a personas con riesgo de padecer la enfermedad antes de que aparezcan los síntomas, sería posible poner en marcha una batería de medidas preventivas, desde la modificación de hábitos de vida, a la estimulación cognitiva e incluso de tipo farmacológico, que permitieran retrasar los efectos de la enfermedad hasta el punto de reducir a la mitad el número de enfermos, como se apuntaba anteriormente, en sólo dos décadas.

El primer proyecto

Gipuzkoa-Alzheimer comenzará a funcionar este próximo otoño con un proyecto piloto. Llegar a identificar los marcadores de la enfermedad mucho tiempo antes de que se manifieste para actuar con medidas preventivas supone un esfuerzo de muchas horas de investigación y la colaboración de un contingente de voluntarios, entre 200 y 300 en esta primera fase, con una edad comprendida entre los 50 y los 65 años.

Se pretende estudiar y hacer un seguimiento a dos grupos de población: con alto y con bajo riesgo alto de sufrir la enfermedad. El riesgo se define a partir de indicadores como los antecedentes familiares, los años de escolarización, el consumo de tabaco, la hipertensión, etc. Se efectuará sobre ellos un seguimiento anual. Previamente tendrán que firmar un consentimiento informado, advirtiéndoseles de que van a participar en un proyecto de investigación y, por tanto, no necesariamente van a tener acceso a los resultados. Se les pedirá someterse a un test neuropsicológico, donar una muestra de sangre y, si quieren, otra de líquido encefalorraquídeo, y una resonancia magnética funcional.

Cinco, por tanto, son los objetivos de esta unión de esfuerzos que supone Gipuzkoa-Alzheimer. Es un proyecto común para aglutinar esfuerzos de investigación, capaz de identificar precozmente la enfermedad cuando todavía no ha dado señales de su presencia y de analizar los factores y condiciones de riesgo asociados a la aparición de los primeros síntomas, diseño de estrategias de prevención y estudio de nuevos métodos de atención a la demencia.

Las expectativas no pueden ser más alentadoras. «Vamos a intentar poner todas las herramientas científicas del territorio en disposición de progresar en la investigación del Alzheimer de una forma armónica, evitando duplicidades», señala Adolfo López de Munain, investigador y neurólogo de Biodonostia, «porque si conseguimos disminuir el deterioro cognitivo, comportamental y funcional, el futuro va a ser muy distinto para los pacientes», explica Javier Yanguas, director de Ingema-Matia, «y situaría a Gipuzkoa en una posición de liderazgo en la investigación internacional de la enfermedad», concluye Pablo Martínez Lage, de CITA-Alzheimer.

http://www.diariovasco.com/v/20100709/al-dia-local/buscan-voluntarios-contra-alzheimer-20100709.html